Asociaci贸n Santa Ana de Cutanda

UN PASEO POR CALAMOCHA

El viajero que llegue a Calamocha podr谩 disfrutar de su historia, su legado art铆stico y sus gentes. Un paseo por la villa le descubrir谩 su importancia a lo largo de la historia. El visitante puede partir su recorrido desde la聽plaza del Peir贸n, centro neur谩lgico de la localidad y lugar donde se encuentra聽la casa Rivera, la m谩s antigua de la localidad y聽el monumento al bailador, del escultor turolense Jos茅 Gonzalvo. Direcci贸n al puente romano, uno de los emblemas de la localidad, se encontrar谩n con el conjunto palaciego m谩s relevante del Jiloca:聽las casas solariegas de Vicente Espejo y de los Tejada. Menci贸n especial merece tambi茅n la聽casa de Valero Bernab茅 y la casa Marina.

En cuanto a la arquitectura religiosa sobresale por encima de todas, la聽Iglesia Parroquial de Santa Mar铆a La Mayor, con su espectacular fachada retablo y su baldaquino. La聽ermita del Santo Cristo, la de聽San Roque聽y el聽convento de San Miguel Arc谩ngel聽completan las manifestaciones de arquitectura religiosa. Una recomendaci贸n para nuestro visitante es que realice un recorrido por las renovadas聽riberas del r铆o Jiloca聽hasta llegar al聽parque municipal Rafael Angulo聽d贸nde podr谩n contemplar una simbiosis entre las manifestaciones de la naturaleza y las modificadas por la mano del hombre, d贸nde el agua, su industria y la vegetaci贸n se dan la mano en uno de los mayores espacios verdes de la localidad.

RUTA DEL AGUA DE CALAMOCHA

Calamocha es un pueblo en el que el agua ha jugado un papel fundamental a lo largo de la historia. Tanto es as铆, que el r铆o Jiloca es el 贸rgano vertebrador de nuestro pueblo. El siguiente recorrido muestra algunos restos arquitect贸nicos dinamizadores de la actualidad econ贸mica de la localidad desde la Edad Antigua hasta hoy.

La ruta comienza en la Fuente del Bosque, denominada as铆 por encontrarse a las afueras del casco urbano. Se trata de un complejo hidr谩ulico que fue construido sobre una fuente y abrevadero, del que quedan restos de un muro cercano. La nueva fuente se construy贸 al mismo tiempo que el lavadero, en 1956.

Siguiendo el cauce del r铆o, paseando por una ribera repleta de chopos, el camino desemboca en un amplio espacio de gran riqueza, en el que se encuentra el antiguo molino harinero, el martinete de cobre, el puente romano y el lavadero de lanas.

En primer lugar, al cruzar el puente moderno, podemos observar los restos del molino harinero y del martinete de cobre. Este 煤ltimo, del que apenas queda constancia, data de finales del siglo XVII, aunque se sabe que fue utilizado hasta mediados del XIX. En 茅l, hab铆a un peque帽o taller junto a una fragua donde tendr铆a lugar el fundido del cobre. El edificio adjunto era conocido como el 鈥楳olino de Afuera鈥 y se cree que fue construido en el siglo XVI por la familia Navarro. A finales de dicho siglo, la propiedad pasar铆a a ser compartida por los Cuber de Bernab茅 y los Vicente de 脥nigo.

Junto a ambas edificaciones, encontramos uno de los s铆mbolos de la localidad, el Puente Romano sobre el r铆o Jiloca. Se trata de una construcci贸n realizada en siller铆a y cuya funci贸n era constituir parte de la calzada romana que conectaba Caesaraugusta (actual ciudad de Zaragoza) con C谩stulo (actual Cazorla), al igual que el vecino Puente Romano de Luco de Jiloca. El de Calamocha es un puente de un solo ojo rebajado, reforzado lateralmente y transformado con el paso de los tiempos. La 煤ltima restauraci贸n fue en 聽1992, y es Bien de Inter茅s Cultural desde 2001.

Nuestra 煤ltima parada se encuentra unos metros m谩s abajo, en la margen izquierda del r铆o. Se trata del Lavadero de Lanas, que fue construido a mediados del siglo XVII con el objetivo de depurar las lanas procedentes de Albarrac铆n y del Jiloca. Sufri贸 una ampliaci贸n en el primer tercio del siglo XVIII, incluyendo una noria que permiti贸 la captaci贸n del agua del r铆o.

UN RECORRIDO ARTISTICO Y CULTURAL POR LA COMARCA DEL JILOCA

Si el viajero quiere recorrer nuestra comarca no puede dejar de visitar las torres mud茅jares, testigos de una convivencia cultural.聽 Destacan las de las localidades de San Mart铆n del R铆o, B谩guena, Burb谩guena, la de Lechago, declarada Bien de Inter茅s Cultural, igual que la de Navarrete; la de Olalla, la m谩s espectacular y de mayor calidad de la comarca y la de Godos, que forma un peculiar conjunto con los restos de su fortificaci贸n.

Quien se acerque hasta nuestros pueblos no debe dejar de conocer una de nuestras se帽as de identidad, los peirones que se levantar谩n en cualquier plaza, calle, cruce de camino, en el campo o en alto de un cerro.聽 Todos los municipios jilocanos cuentan con alguna de estas muestras de la peque帽a arquitectura popular, pero cabe destacar o por su rareza constructiva, por la profusi贸n en su decoraci贸n, por el material de construcci贸n o por su antig眉edad el de San Roque, en Blancas; el de San Ant贸n, en Lagueruela; el de Santa Elena, en Godos el de San Jos茅 en Peracense y Villar del Salz, ambos dedicados a la misma advocaci贸n y construidos en piedra rodena; el del Cabezuelo, en Navarrete del R铆o, rareza constructiva con aparejo mixto de piedra聽 y ladrillo; el de San Ant贸n, en Tornos bellamente trabajado; el de San Antonio de Padua, en Torrijo del Campo o el peir贸n viejo de los Santos, de Torre los Negros, con inscripciones incisas. Por 煤ltimo, nuestros visitantes podr谩n conocer mejor a las gentes que habitan la comarca del Jiloca si visitan el museo del Azafr谩n en Monreal del Campo, el del Jam贸n en Calamocha, el del vino en San Mart铆n del R铆o, el de la miel en B谩guena, el Centro de Interpretaci贸n del mundo聽romano en Caminreal o la colecci贸n etnol贸gica de Recio, en la localidad de Blancas.

EXCURSIONES DESDE CALAMOCHA

GALLOCANTA: EL DESPERTAR DE LOS SENTIDOS.

A unos 15 km. de Calamocha, el viajero se puede desplazar hasta el mayor complejo lagunar endorreico de Espa帽a surgido a partir de una corrosi贸n k谩rstica de materiales calizos y podr谩 detenerse en la observaci贸n de endemismos vegetales, fauna acu谩tica y esteparia y disfrutar de su ave emblem谩tica: la grulla, que descansa en estas tierras y duerme en sus aguas en su viaje migratorio.聽 El visitante quedar谩 atrapado por la luminosidad del entorno, la explosi贸n de olores, la brisa y sus noches estrelladas.

EL CASTILLO DE PERACENSE: MIMETISMO ANCESTRAL

Aunque sus or铆genes no est谩n nada claros, en su actual ubicaci贸n se han encontrado restos celt铆beros y romanos, aunque la fortaleza tal y como podemos verla ahora data de la primera mitad del siglo XIV construida con fines militares.聽 Lo m谩s sorprendente del castillo de Peracense es el como se mimetiza con el paisaje de tal manera que parece formar parte de 茅l.聽 La importancia estrat茅gica de esta fortificaci贸n se acrecienta en la Edad Media por su posici贸n estrat茅gica entre los reinos de Castilla y Arag贸n y los se帽or铆os de Molina de Arag贸n, Albarrac铆n y Daroca.聽 Un paseo por el castillo y sus alrededores descubrir谩 al paseante como desde a帽os remotos el hombre supo aprovechar los recursos que le ofrece la naturaleza con el m谩ximo respeto.

DAROCA: CIUDAD CON HISTORIA

A 27 Km. de Calamocha el visitante encontrar谩 una ciudad amurallada que encierra una vasta y fecunda historia.聽 Iglesias rom谩nicas, fachadas centenarias, leyendas universales鈥 . Daroca propone al viajero un recorrido por sus murallas, por sus numerosos castillos, por sus intrincadas calles, en definitiva, por su conjunto que rebosa esencia de un pasado plasmado en su rico patrimonio hist贸rico y art铆stico.

MONASTERIO DE PIEDRA: REMANSO DE PAZ

A una hora de Calamocha el viajero descubrir谩 un parque de ensue帽o donde el agua marca el camino.聽 El r铆o Piedra ha modelado la roca formando lagos, grutas y cascadas, el parque acoge densos bosques de ribera con numerosas especies animales.聽 El visitante podr谩 tambi茅n visitar el monasterio fundado en 1.194 por 13 monjes llegados desde la Abad铆a de Poblet.聽 Este lugar ofrece tambi茅n servicio de聽gu铆as y de restauraci贸n donde podr谩 disfrutar de una variada y selecta gastronom铆a regional aragonesa.聽 Igualmente, el monasterio se ha reconvertido en un confortable hotel de tres estrellas.

Scroll al inicio
Ir arriba